Diógenes El Cínico
Jesús Ramos

Diógenes El Cínico

Una estaca para el corazón del vampiro

Una estaca para el corazón del vampiro

Ellos llegarán puntuales a la cita. No lo dude. Allí estarán el diputado Manzanilla, el senador Armenta, otro gallo de apellido Mier y por supuesto que Rivera Pérez.

¿En qué condiciones? Lo ignoramos. El peor de hoy puede llegar en mejor situación mañana, y el mejor de este momento puede llegar demacrado de semblante para entonces.

Competirán codo a codo entre sí para ser gobernadores de Puebla en el 2024. Recordemos el consejo del arriero: “No hay que llegar primero sino hay que saber llegar”. Y llegarán caminando, a trote, a toda velocidad, intactos o con moretones, pero sí que lo harán.

Los resultados adversos especialmente de Armenta por los casos Claudia y Salazar Vicentello y de Manzanilla por la abolladura al registro del PES, son padecimientos visibles de lo que le ocurre al oficialismo crónico cuando se le nubla la razón, fracasa en el entendimiento y se aparta de la realidad.

Con Barbosa les pasó lo mismo. Cuando devengaban con Moreno Valle y emborrachaban con elogios a Martha y a Rafael, el destino les sorprendió para situar a su víctima en la gubernatura y tragarse sus palabras.

Helo ahí a don Miguel feliz y contento, fresco como una lechuga, sentado a lo ancho en la silla del poder que en el 2018 el fraude le negó. Porque lo vemos lo creemos.

Lo que quiero decir es que en días locos cosas locas suceden. Al hijo del hombre, Biestro, un día desquiciado se le expulsó del paraíso sucesorio por morder la manzana de la frivolidad; otro fin de semana oscuro se vio al respetuoso David Méndez salir de feo modo por la puerta trasera de Casa Aguayo después de departir el pan y la sal en la mesa del poder.

Un domingo imposible de olvidar la suerte le bajó el interruptor del futuro promisorio a Pérez Popoca y la puso en manos del Señor. Son casualidades del destino, momentos extraños del calendario. Pacheco Pulido fue gobernador contra todo pronóstico, jubilado de la política. Vivimos en un mundo raro y sorprendente en el qué todo puede pasar.

A Ebrard y Sheiunbaum un lunes 3 de mayo se les cayó la Línea 12 del Metro cuando se encontraban en su mejor momento político y, sin embargo, aunque magullados llegarán con posibilidades al 2024. ¿O visualizan a otros con posibilidades reales de suceder a López Obrador? Claro está que no. Pues lo mismo ocurre en Puebla.

Manzanilla y Armenta son los poblanos con mayor capital político hoy por hoy contra todo resultado en urnas. Y seguirán acrecentando sus activos. No lo dude. Y en eso trabajan Mier y Lalo. Son coincidentes del rumbo 2024. ¿O ven a otros con chance real para adicionarlos? Estefan quizá.

¿Quién iba a creer que el legislador Mier vestiría de gloria sus armas en su natal Tecamachalco venciendo a un gobernador en las urnas? Y lo hizo. El destino, el futuro es así, caprichoso e incierto.

Los políticos son una suerte de vampiros. Se les debe concluir con una estaca en el corazón, y aun con eso, si alguien vierte sangre sobre sus huesos reviven nuevamente en papeles protagónicos. López Obrador, Bartlett, Creel, el Jefe Diego, Ardelio, Armenta, Manzanilla, don Memo, Estefan, el mismo Luis Miguel Barbosa, son ejemplos dignos.

 

Lo que Diógenes dice

*Los resultados adversos en distritos locales y municipios de alta valía donde el PRI no fue en alianza con el PAN o con el PRD para derrotar a Morena son la mejor prueba de que Néstor Camarillo pudo negociar con el poder local los fracasos de sus candidatos. **Los cholultecas piensan que la diputada Tonantzin Fernández de Morena y la candidata Ana Cristina Ruiz de Compromiso por Puebla se aliaron contra Julio Lorenzini, pues no se explican con qué otro propósito la primera le prestó sus oficinas a la segunda solo para la campaña. ***Bruce Julis se ha convertido en un referente del análisis político poblano, sus cafés express y su programa Al Helicóptero vía Facebook son ya un hitazo.

Tus comentarios son importantes para nosotros.