La que Transa sí Avanza (La vida Después de Clau)

La que Transa sí Avanza (La vida Después de Clau)
Foto: EsImagen
OTROS MEDIOS 13/10/2021 ícono de reloj8:04 am

Hace varias semanas le adelanté al hipócrita lector lo que desde ayer es un hecho consumado: la creación absolutamente ilegal de cien nuevas plazas en el ayuntamiento que por unas horas más todavía presidente Claudia Rivera Vivanco.

La operación quirúrgica le fue encargada, entre otros, a Jack el Depredador —llamado en corto: Andrés García Viveros.
No puedo evitar citar un fragmento de la crónica de mi compañero Iván Rivera, quien retrató puntualmente lo que ocurrió en ese momento:
A sólo cuatro días de concluir su trienio, la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco coronó su trienio con la creación de 100 nuevas plazas en el Ayuntamiento de Puebla.
A decir de los regidores de oposición en el Cabildo de Puebla, 80 por ciento de esas bases son para sobrinos, primos e hijos de la alcaldesa, secretarios y regidores de confianza, algunos sólo tienen 15 días de antigüedad laboral y cobrarán salarios entre 10 mil y 18 mil pesos mensuales, por lo que a la nómina de la Comuna se le cargará un costo de hasta 1.8 millones de pesos.
Detrás del movimiento, advirtieron los regidores opositores, se encuentra el objetivo de Rivera Vivanco de crear un nuevo sindicato al interior de la Comuna que funja como ariete de la morenista contra el alcalde Eduardo Rivera Pérez.
La aprobación de las 100 plazas, con una votación de 17 a favor y cuatro en contra, también significó la ruptura de la estrecha relación que la presidenta municipal mantenía con Gonzalo Juárez Méndez, líder del Sindicato Único de Empleados y Trabajadores del Honorable Ayuntamiento de Puebla e Instituciones Paramunicipales “Benito Juárez García”, quien garantizó la gobernabilidad de la plantilla laboral a pesar de ser ungido por el morenogalismo.
El “albazo” de la alcaldesa –como calificó a la sesión de ayer la priista Silvia Tanús Osorio- provocó que Juárez Méndez movilizara a una centena de trabajadores que se apostó afuera del Palacio Municipal.
Ante esa situación, la puerta de acceso principal fue cerrada y con ello también impidieron el acceso de la fracción del PAN y Por Puebla al Frente al salón de Cabildo y al final tuvieron que sesionar desde la calle.
Los sindicalizados, coléricos, intentaron derribar la puerta del Palacio Municipal para acceder a la sesión, además quemaron una bandera del partido Morena mientras lanzaban consignas como “¡No mentir, no robar, no traicionar!” y “Fuera Claudia”.
La rijosidad de los trabajadores prendió los focos rojos y elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana tuvieron que resguardar el edificio.
Sobre el bloqueo del acceso a los regidores del PAN ni Claudia Rivera o el secretario del Ayuntamiento, Edgar Damián Romero, mencionaron una sola palabra ni intentaron analizar la forma para que pudieran ingresar.
Por el contrario, la presidenta municipal en una de sus intervenciones y una posterior transmisión por redes sociales denunció que los sindicalizados están siendo mal informados por gente cercana a Rivera Pérez, en una clara alusión al regidor Enrique Guevara Montiel.

Tus comentarios son importantes para nosotros.