Orígenes de una Amistad Entrañable (La Historia de Claudia y Andrés)

Orígenes de una Amistad Entrañable (La Historia de Claudia y Andrés)
Foto: Agencia EsImagen
OTROS MEDIOS 22/06/2021 ícono de reloj7:17 am
Todo mundo al interior del ayuntamiento de Puebla se hace una pregunta:
¿Cuál es la razón que tiene Claudia Rivera Vivanco para proteger como lo hace a Andrés García Viveros?
La respuesta ha empezado a circular poco a poco.
La sangre que une a Claudia con Andrés —oh, Freud—viene de la infancia.
Todo empezó cuando Andrés y su hermano se vieron alejados de su familia.
San Miguelito era el barrio que hermanaba a todos.
Un barrio modesto y sencillo.
Doña Eloísa Vivanco, madre de Claudia, les abrió las puertas de su hogar con generosidad.
Ahí llegaban los niños y compartían ese calor tan entrañable: el calor de una familia unida.
Andrés y su hermano, pues, terminaron metidos en el regazo materno de los Rivera Vivanco.
Y así crecieron.
Claudia y Andrés pronto se identificaron.
Y juntaron sus sueños.
La vida los fue llevando unidos.
Pasaron por la BUAP y el Inegi.
Y, tras una aventura singular, terminaron —más unidos que nunca—en el ayuntamiento.
Ella, como presidenta municipal.
Él, como vicepresidente.
Lejos, los dos, de la vida humilde y sencilla que compartieron en San Miguelito.
Lejos de las carencias.
Cerca, ahora, de los negocios y de los dineros: de los días de vino y rosas.
Infancia es destino, dice Freud.
Si a los seis años no te abrazaron y te dijeron “te quiero, hijo”, la vida puede volverse complicada.
Es la tesis de esta trama.
Hablando del Futuro con el Gobernador. En los próximos días, el gobernador Miguel Barbosa Huerta y quien esto escribe sostendremos una tercera larga conversación.
(Si contamos la charla que tuvimos ante cuatrocientas personas en agosto de 2019, serían cuatro).
El tema de esta entrevista será el futuro.
No podía ser de otra manera.
Después de la batalla electoral se imponen las reflexiones.
Pronto en este espacio habrá datos más concretos.
Nota Bene: la primera charla duró 2 horas y media.
La segunda: 3 horas.
La tercera: 3 horas y media.
¿Cuánto durará esta nueva conversación?

Tus comentarios son importantes para nosotros.