×
Periódico Digital Reto Diario
Edición 22 de Junio de 2021

Carlos Barragán abandonó la campaña y se fue a Estados Unidos a hacer turismo de vacunas

Carlos Barragán abandonó la campaña y se fue a Estados Unidos a hacer turismo de vacunas

Siempre acostumbrado a la polémica, a la controversia, en esta ocasión no ha sido la excepción, pues se dice que Carlos Barragán Amador apenas iniciada su campaña electoral como candidato independiente a edil de Xicotepec de Juárez, abandonó sus actividades proselitistas para hacer el llamado “turismo de vacunas” a Estados Unidos.

Quien fuera ya dos veces edil de Xicotepec de Juárez, dos veces legislador y en 2018 coordinara la campaña presidencial del priista José Antonio Meade Kuribreña, se dice que optó por tomar un avión privado y subir a su familia para irse a Houston, Texas, a vacunarse contra el Covid–19, en lugar de esperar la campaña de aplicación del biológico por parte del gobierno federal.

Se cuenta que Barragán habría alquilado un avión modelo Learjet, de 16 plazas, que es propiedad del priista Carlos Urzúa y quien posee una importante flota aeronáutica que renta a la clase política del país. O mejor dicho, a la elite de la clase política de México.

Dicen los enterados que Barragán Amador solo cumplió con la formalidad de su primer día de campaña y luego, sin ningún empacho, abandonó a su equipo proselitista para viajar a Estados Unido, en donde habría permanecido hasta el 8 de mayo, con el propósito de hacer turismo e inmunizarse contra el coronavirus.

Al parecer, Carlos Barragán se hizo acompañar de 5 familiares y el resto de los asientos del avión, los habrían ocupado Ricardo Urzúa y sus hermanos Luis, Mauricio y Gilberto.

Desde hace algunas semanas, ha surgido el llamado “turismo de vacunas”, que han utilizado unos 120 mil mexicanos, que pertenecen a las clases pudientes del país, que han pagado entre 40 y 60 mil pesos por persona, para que agencias de viajes les tramiten los boletos de avión, el hospedaje y sobre todo, la aplicación del la vacuna anti–Covid en ciudades como Los Ángeles, Houston, Las Vegas y Miami, en Estados Unidos.

Lo que habría hecho Carlos Barragán fue a un precio de otro orden, pues se sabe que el costo por persona y hora de vuelo, es de unos 10 mil dólares, más el pago del hangar en donde aterriza el avión. Si se estima que hay 4 horas de ida y de regreso entre Houston y la Ciudad de México, entonces resulta que el periplo le habría costado unos 120 mil dólares al político ex priista.

O al menos, que Urzúa haya abaratado el costo del vuelo de avión entre México y Estados Unidos.

Lo que llama la atención, es que Barragán hace campaña electoral en la Sierra Norte, de siempre, ostentándose como un hombre “del pueblo”, que se dedica a la crianza de ganado.

Siempre acompañado de hechos graves de violencia, que nunca se han podido explicar de dónde surgen, como fue el asesinato de dos de sus operadores electorales a finales del año pasado, Barragán lleva varios meses haciendo sorteos deportivos y regalando despensas con el afán de ganar la próxima votación del 6 de junio.

Es decir, lucra con la pobreza de la población de la región de Xicotepec.

Hace un par de meses, el ex legislador rompió con el PRI, luego de que no funcionó el amago que había hecho de que se iría del partido si no le daban la postulación de candidato a alcalde.

Al final, la nominación recayó en Guadalupe Vargas, quien busca reelegirse como presidente municipal y es hija del temido Ardelio Vargas Fosado, actual subsecretario de Gobernación en el Poder Ejecutivo estatal.

La otra rival que tiene Barragán es la candidata de Morena, Gabriela Alvarado Lorenzo, quien es hermana de Gabriel Alvarado Lorenzo, exedil de Huauchinango y un político de los últimos remanentes del morenovallismo que quedan en la Sierra Norte de Puebla  y ahora es un converso de la 4T.

Para muchos ese viaje que hizo Carlos Barragán y Ricardo Urzúa es una muestra de que a ambos poco o nada ya les interesa el actual proceso electoral, luego de que los dos fueron excluidos por el PRI.

Ricardo Urzúa hasta principios de este año tenía asegurado el primer lugar de la lista de candidatos plurinominales a diputados locales.

Incluso se sabía que Alejandro Moreno Cárdenas, el presidente nacional del PRI, ya había dado la instrucción de que Urzúa no solamente tenía garantizado un lugar en el Congreso, sino que sería el coordinador de la fracción priista en el Poder Legislativo local.

Esa posición, comentan en el PRI, la había logrado afianzar Urzúa por el resultado electoral en Hidalgo, del año pasado, en donde salió triunfante el priismo y resulta que el político poblano es el delegado del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional.

Al final, esa promesa no se cumplió por las intrigas que armaron Javier Casique Zárate y Néstor Camarillo Medina, en su calidad de dirigentes priistas, quienes convencieron a Alejandro Cárdenas de dar el número uno de los plurinominales a Jorge Estefan Chidiac.

El sueño de Casique es ser el candidato del PRI a gobernador de Puebla en el año 2024 y por esa razón, ya empezó a eliminar a sus posibles rivales. Y en ese sentido, sintió que Urzúa era un “político de peligro” si conseguía una diputación local.

Tus comentarios son importantes para nosotros.

Reto Diario