×
Periódico Digital Reto Diario
Edición 14 de Mayo 2021

Podría caer candidatura de Liliana Luna por pertenecer a dos fuerzas políticas distintas

Podría caer candidatura de Liliana Luna por pertenecer a dos fuerzas políticas distintas

Una candidatura que se sigue tambaleando con fuerza y con muchas posibilidades de caerse es la de la morenovallista Liliana Luna Aguirre, quien fue postulada como aspirante de Morena a presidente municipal de Huauchinango y es una de las posiciones más importantes que el senador Alejandro Armenta Mier logró plantar dentro de la 4T.

Más allá del tema de las antipatías que genera dentro de la 4T una mujer estrechamente vinculada al morenovallismo, Luna Aguirre fue impugnada ante el Tribunal Estatal Electoral bajo el argumento de que perteneciendo a una fuerza política –Movimiento Ciudadano– contraria a Morena, no podía haber sido nominada como candidata sin haber dejado formalmente al primer partido.

Y es que días antes de que apareciera en la lista de abanderados de Morena, la actual legisladora local del PRD –con licencia– estaba alineada para ser la aspirante a edil de Movimiento Ciudadano.

Se dice que ya hasta tenía elaborada la propaganda, con los colores blanco con naranja, para salir a pedir el voto bajo las siglas del partido del político veracruzano Dante Delgado Rannauro.

A finales del año pasado, en el Salón Petroleros de Huauchinango, Luna Aguirre rindió su segundo informa anual de actividades legislativas y tuvo como invitado central a Fernando Morales Martínez, el presidente estatal de Movimiento Ciudadano, así como a un representante de Dante Delgado.

Otros invitados fueron el legislador del PES, Fernando Manzanilla Prieto; junto con los hermanos y dirigentes del PRD, Vladimir y Roxana Luna Porquillo, además de Carlos Morales y Armando García Avendaño, quienes actualmente son candidatos de la alianza PRI, PAN y el partido del sol azteca.

Es decir, quienes le dieron cobijo político fueron figuras abiertamente enfrentadas a la 4T en Puebla.

Luego del informe, hubo una comida en el hotel Villa de Cortes, que al parecer es propiedad de la legisladora y su esposo Gabriel Alvarado Lorenzo, quien fue edil de Huauchinango bajo la protección del exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

En ese festejo, todos los presentes se sumaron al proyecto que se anticipaba, consistente en que Liliana Luna Aguirre sería la candidata de Movimiento Ciudadano.

Hasta hace tres semanas, el nombre de Aguirre Luna seguía en la lista de los candidatos más fuertes de la agrupación encabezada por Fernando Morales.

Todo mundo sabe en Huauchinango que Liliana Luna Aguirre siempre ha querido ser edil del municipio y que su primer intento fue cuando concluyó el mandato de su marido, en el año 2018.

Incluso había contratado a un equipo de asesores para que elaboraran el proyecto de gobierno, que tenía como meta ser una propuesta superior a la que tuvieron anteriores ayuntamientos, incluido el de su esposo.

El único obstáculo con el que se topó en ese entonces, es que las encuestabas arrojaban un fuerte rechazo ciudadano de que fuera la sucesora de su marido al frente el gobierno municipal.

Quien la rescató y la convenció de cambiar de escenario, es decir dejar el tema de la alcaldía y pensar en la diputación local como alternativa, fue Martha Erika Alonso Hidalgo, entonces candidata del PAN a la gubernatura y segunda al mando del morenovallismo.

Por eso, hace unos días, resultó incongruente y de un fuerte desagrado para las bases de la 4T que la candidatura cayera en manos de una mujer ajena al movimiento lopezobradorista.

La suerte ya está cantada, si el tribunal no la remueve como candidata, se prepara una rebelión de las bases de Morena en el periodo de campaña.

Entre los que están sumados a ese rechazo se encuentra Gustavo Vargas Cabrera, actual edil de Huauchinango.

 

Tus comentarios son importantes para nosotros.

Reto Diario