×
Periódico Digital Reto Diario
Edición 10 de Mayo 2021

Ignacio Mier, en posición de privilegio

Ignacio Mier, en posición de privilegio
OTROS MEDIOS 12/04/2021 ícono de reloj8:22 am

El diputado federal Ignacio Mier Velazco ha construido una estrecha relación personal con el presidente Andrés Manuel López Obrador que no solo le ha colocado en posición de primerísimo nivel para ocuparse de los asuntos legislativos de interés para el mandatario, sino que le ubica en zona de privilegio para competir por la candidatura de Morena al gobierno del estado en 2024.

Mier Velazco ingresó al Movimiento de Regeneración Nacional por recomendación de su antiguo jefe y mentor, el exgobernador Manuel Bartlett Díaz, y a partir de 2014 hizo trabajo político en beneficio de la causa lopezobradorista ayudándole al entonces aspirante presidencial a formalizar el partido que buscaba y que requería de la aprobación del Instituto Nacional Electoral.

Ese año, cuando el consejo general del INE finalmente autorizó el registro de Morena como partido político, el poblano había sido enviado a tres estados del norte de la república mexicana para hacer las labores de gestión y organización que la nueva aventura demandaba. Allá resolvió con éxito las encomiendas que le dieron para Sinaloa, Nayarit y Durango.

Los buenos resultados y el permanente cobijo de Manuel Bartlett le sirvieron para estar cerca de López Obrador y quedar dentro de la lista de candidatos a diputados federales que compitieron en 2018, favorecido, además, con una postulación plurinominal.

Lo que ocurrió después es reciente y público.

Ignacio Mier, nacido en Tecamachalco en 1961, ocupó un lugar discreto en San Lázaro hasta convertirse en coordinador parlamentario de Morena tras la salida de Mario Delgado en octubre de 2020.

Preste atención a dos detalles.

Aquí el primero:

Antes de ser ungido como líder de los legisladores morenistas fue presidente del Comité de Administración de la Cámara de Diputados, una posición relevante (¡nada más el manejo de las finanzas!) que no habría podido ocupar sin el visto bueno de López Obrador.

Y segundo:

Para convertirse en relevo de Mario Delgado contó con el apoyo unánime de los grupos morenistas en la cámara, cosa que no es menor en un partido que, como se ha visto una y otra vez, es renuente a lograr el consenso de las facciones que lo conforman.

Ambos hechos ratifican la confianza que le tiene el inquilino de Palacio Nacional y exhiben la capacidad de diálogo y negociación del personaje al interior del partido.

En febrero pasado Mier fue encomendado otra vez a Durango, pero ahora como delegado del Comité Ejecutivo Nacional de Morena para el proceso electoral en curso.

Ahora mismo, el expriista y aliado de muchos años del exrector de la BUAP y exedil de Puebla, Enrique Doger Guerrero, es pieza fundamental del mandatario mexicano en la andanada del partido en el poder en contra del titular de la Auditoría Superior de la Federación, David Colmenares, y ha sido metido en la nueva lista de candidatos plurinominales para repetir en el Congreso de la Unión.

“Nacho” Mier no ha levantado la mano en público para expresar que quiere ser gobernador y seguramente no lo hará en mucho tiempo, pero estará en la lista de aspirantes al gobierno del estado que comenzará a cobrar forma una vez que terminen los comicios intermedios.

Que gane la candidatura en su partido primero y luego la elección constitucional, sin embargo, como advierte un clásico, será otra historia.

Twitter: @jorgerdzc

Correo: [email protected]

Tus comentarios son importantes para nosotros.

Reto Diario