Y el Traidor Rompió el Silencio

Y el Traidor Rompió el Silencio

Por fin habló David Méndez Márquez, personaje defenestrado de la Secretaría de Gobernación y miembro honorario de una célebre trama de traición y puñaladas.

A través de Twitter, luego de largas semanas de mantener un ominoso silencio, nuestro personaje dijo lo siguiente.
(Copio textualmente —con todo y pésima redacción— los tuits del ex funcionario):
“En relación a la reactivación de la Campaña de falsas y dolosas acusaciones en mi contra por parte de “mercenarios de la pluma”, ahora respecto a supuestos malos manejos en la @Segob_Puebla.
Quiero expresar:
“En primer término, q saludo la decisión del Gobernador @MBarbosaMX de instruir la revisión del tema, ya q así se aclarará puntualmente. Afirmo q como nunca antes la @Segob_Puebla tuvo un manejo honesto, trasparente, leal y comprometido con los principios y valores de la #4T.
“En Segundo término aclaro que mis excolaboradores son personas libres e independientes de iniciar los proyectos personales, profesionales o políticos que correspondan a sus intereses sin que yo tenga nada que ver en ellos como perversa y mal intencionadamente se menciona.
“Finalmente les comparto q para mi es un “timbre de orgullo” que ex voceros del morenovallismo absolutamente contrarios a la #CuartaTransformación y al Presidente @lopezobrador_ mantengan tanta atención en mi persona”.
Hasta aquí la larga pero conmovedora cita.
Vayamos por partes:
David Méndez fue despedido fulminantemente —no renunció— tras haber sido exhibido que en sus nóminas tenía decenas de aviadores y empleados ligados al PAN, al ayuntamiento de Puebla y a las organizaciones políticas de sus padres: Rosa Márquez y Jorge Méndez.
Gobernación fue bajo su mediocre paso una secretaría escandalosamente obesa.
Dice que le da gusto que el gobernador Barbosa haya ordenado una investigación sobre los excesos en la dependencia.
En ese sentido, jura que “como nunca antes la @Segob_Puebla tuvo un manejo honesto, trasparente, leal y comprometido con los principios y valores de la #4T”.
Ya ha empezado a fluir información en sentido contrario a través de un grupo de trabajadores, mismos que han hecho públicos los excesos y las irregularidades.
Luego pasa a justificar a su incondicional Erika Luna, quien fue mandamás en su oficina pese a haber hecho campaña abierta en favor del PAN y el morenovallismo.
En estos días le informé que la susodicha ya es candidata a diputada federal de un partido controlado por el senador Armenta.
Finalmente se dice víctima de la prensa.
(Desde Fidel Velázquez hasta Onésimo Cepeda, todos los impresentables se llaman así cuando las evidencias en su contra los rebasan).
No lo olvide el hipócrita lector: esta clase de fichitas se mueven entre la simulación y el cinismo.
Basta recordar aquel reportaje que Beatriz Gutiérrez Müller publicó en los noventa en El Universal Puebla acerca de tres perredistas poblanos que cobraban jugosas becas en la Secretaría de Desarrollo Social en el sexenio de Ernesto Zedillo.
Una de las becarias fue nada menos que doña Rosa Márquez de Méndez, madre de nuestro ilustre personaje pasado por agua.
Ella fue una de la “Rosas Salvajes” exhibidas por Beatriz.
Guardo ejemplares de ese gran reportaje.
Uno de éstos días lo publicaré íntegro en este espacio.

Tus comentarios son importantes para nosotros.

Reto Diario