×
Periódico Digital Reto Diario
Edición 10 de Mayo 2021

David Méndez se vuelve un clon de Fernando Manzanilla

David Méndez se vuelve un clon de Fernando Manzanilla

Algo muy relevante pasó con la salida de David Méndez Márquez de la titularidad de la Secretaría de Gobernación estatal, pues este personaje se fue reproduciendo, imitando o adoptando definiciones políticas similares, los mismos comportamientos y renegando de igual manera que su antecesor en el cargo: Fernando Manzanilla Prieto.

Eso ha llevado a suponer que David Méndez es el nuevo cuadro en el grupo político de Fernando Manzanilla, quien busca construir una alianza de panistas, priistas, perredistas, empresarios, antorchistas, morenovallistas y morenistas renegados –como el exsecretario de Gobernación– para en 2024 traicionar a la 4T, que le permitió ser diputado federal, y operar un frente electoral antilopezobradorista para competir por la gubernatura de Puebla.

Hace unos días, en un importante medio de comunicación, Méndez Márquez definió que había dejado el gabinete estatal por “incompatibilidad política”, pues dijo que al Poder Ejecutivo han llegado personajes que representan el pasado autoritario y neoliberal.

Si fuera otro personaje, tendría derecho ha tener una visión en ese sentido. Pero en el exsecretario de Gobernación resulta ser una declaración de absoluta incongruencia y creyendo que a todo mundo ya se le olvidó que él, hace una década, no pensaba de esa manera.

En 2010 David Méndez hizo a un lado su activismo lopezobradorista y aceptó ser parte de la planilla de regidores de Eduardo Rivera Pérez, en su calidad de candidato del PAN a alcalde de la ciudad de Puebla.

Esa no fue solo un acuerdo con un líder del panismo tradicional, fue una alianza con el entonces candidato panista a gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, quien palomeó las planillas de regidores y decidió quienes formaban parte de las fórmulas multipartidistas que él promovió bajo la idea de pluralidad y cambio democrático en Puebla.

Al final resultó ser una farsa y cuando Moreno Valle empezó a gobernar, Puebla entró al periodo de mayor represión política en vida contemporánea de la entidad. Por cierto, en su calidad de regidor del ayuntamiento de Puebla nunca se conoció en ese tiempo alguna muestra de solidaridad con los presos políticos de parte de David Méndez.

Y lo que es peor, esa alianza de 2010 a la que se sumó David Méndez Márquez –como cuadro del PRD– era con el panismo que operó y avaló el fraude electoral de 2006 en contra de Andrés Manuel López Obrador y a favor de Felipe Calderón Hinojosa.

Ese tipo de comportamientos es lo que provocó que luego de los comicios presidenciales de 2012, López Obrador rompiera con el PRD, pues siempre en campañas era un partido opositor y luego se sumaba a los gobiernos en turno o lo intereses de los grupos dominantes del PRI o del PAN.

Por eso David Méndez no tiene autoridad para ponerse a hablar de congruencia, cuando en su pasado ese valor no estuvo presente.

Más allá de que si es o no congruente, lo que llama la atención de la definición de Méndez de que ya no encontró compatibilidad política en el gobierno del estado, es que curiosamente cuando Fernando Manzanilla dejó el Poder Ejecutivo en 2020, dijo lo mismo: que se fue por “incompatibilidad política”.

Los 13 meses en que David Méndez fue titular de Gobernación se destacó por algo: no le gustaban los problemas, algo poco entendible en un funcionario cuya función principal era resolver los problemas políticos del estado.

Una fuente confiable narra que en varias ocasiones en que hubo reuniones en el Poder Ejecutivo para resolver conflictos sociales, políticos o de gobernabilidad, Méndez se destacaba por no hablar, no opinar, no proponer nada. Se limitaba a escuchar y si podía, no se involucraba.

Esa condición propició que nunca tuviera el papel protagónico que siempre tienen los secretarios de Gobernación para garantizar la estabilidad del estado.

Y nunca pudo verse como el líder o el coordinador del gabinete estatal.

Actitud similar es la que tuvo Fernando Manzanilla en los últimos meses de su gestión como secretario de Gobernación, hasta que renunció el 14 de febrero de 2010.

¿Es coincidencia o David Méndez es el nuevo clon de Fernando Manzanilla?

Tus comentarios son importantes para nosotros.

Reto Diario