×
Periódico Digital Reto Diario
Edición 10 de Mayo 2021

Ricardo Urzúa se perfila para ser pluri y líder de la bancada del PRI

Ricardo Urzúa se perfila para ser pluri y líder de la bancada del PRI

Si no hay cambio de planes, el empresario aeronáutico Ricardo Urzúa Rivera se perfila para asumir tres posiciones estratégicas en el próximo trienio: ocupar el segundo lugar de la lista de candidatos a diputados plurinominales a nivel local, ser el siguiente líder de la bancada del PRI en el Congreso del estado y ponerse en la primera línea de salida como aspirante a ser el abanderado priista en la lucha por la gubernatura en 2024.

La lista de candidatos plurinominales del PRI será encabezada por una mujer, que aún no se ha definido su nombre, y en los lugares 2 y 4, seguramente habrá dos figuras fuertes de este partido: Ricardo Urzúa, quien ya ha sido tres veces legislador; así como Enrique Doger Guerrero, exedil de la capital y cuyo grupo político actualmente controla al tricolor en el estado.

Se sabe que el impulso a favor de Urzúa Rivera viene directamente de la oficina de Alejandro Moreno Cárdenas, el presidente nacional del PRI, mejor conocido con el mote de Alito.

Las tres razones de ese espaldarazo son las siguientes:

Primero: el político defeño, pero avecindado en Huauchinango, fue el delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en la elección del año pasado en el estado de Hidalgo, en donde el Partido Revolucionario Institucional en la renovación de alcaldías quedó como primera fuerza política, conteniendo el crecimiento de Morena y vapuleando al PAN.

Con ello, las entidades hidalguense y de Coahuila quedaron como dos puntos aislados en todo el país por ser las únicas plazas en donde el tricolor mantiene su hegemonía, que ya perdió en el resto del territorio nacional.

En premio a ese resultado electoral de Hidalgo, Urzúa será incluido en un lugar privilegiado de la lista plurinominal del PRI en Puebla.

Segundo: se dice que Alito luego de analizar los perfiles de Enrique Doger y Ricardo Urzúa habría reconocido que con el primero hay más experiencia y audacia política, pero habría optado por el segundo para ser el próximo líder de la bancada priista en el Congreso local por tener mayor capacidad de conciliación y negociación.

Moreno Cárdenas le está apostando a llevar una relación de equilibrio del PRI con el gobierno estatal, encabezado por el morenista Luis Miguel Barbosa Huerta, en la segunda parte del actual sexenio.

Urzúa coincidió con Luis Miguel Barbosa Huerta en la pasada legislatura del Senado, en donde ambos llevaron una relación de cordialidad y dialogo. Características que en la cúpula priista quieren que se replique en los siguientes tres años entre la fracción parlamentaria del PRI y el Poder Ejecutivo poblano.

En cambio, con Enrique Doger Guerrero habría una relación tensa y conflictiva entre el PRI y el gobernador de Puebla, toda vez que el priista tiene un talente derechista e identificado con el morenovallismo, situación que quedó expuesta en la contienda electoral de 2018 en donde en su calidad de candidato a la gubernatura jugó a favor de los intereses de la entonces abanderada del PAN, Martha Erika Alonso Hidalgo.

Tercero: Uzúa ha construido su carrera política en mucho por las relaciones que cultiva a través de su principal empresa, que es la renta de aviones y helicópteros que utilizan gobernantes o líderes partidistas.

Uno de sus últimos clientes importantes es Alejandro Moreno Cárdenas, quien se mueve por todo el país en las aeronaves de Ricardo Urzúa.

Por lo anteriores tres factores, se dice que además Alito ha visto en la figura del empresario aeronáutico un potencial aspirante a ser el candidato del PRI a gobernador del estado en los comicios de 2024.

En ese sentido, el líder nacional del tricolor cree que desde una posición parlamentaria Urzúa podría empezar a construir una estructura electoral y un proyecto político que, a lo largo de los siguientes tres años, permita al PRI recuperar mucho del potencial electoral que se perdió de manera drástica en la última década.

Sin duda resulta atractivo todo el planteamiento anterior, pero lo que sigue quedando pendiente es saber si realmente Ricardo Urzúa tiene madera para ser un buen líder parlamentario y sobre todo, que haga crecer al PRI y sus posibilidades personales para convertirse en aspirante a la gubernatura.

Hasta ahora, Urzúa ha crecido por el impulso recibió desde las cúpulas del poder priista, pero nunca se le ha visto desde una posición de opositor y con un PRI carente de fondos, militantes, popularidad, infraestructura y cohesión tal como actualmente acontece con el partido en el estado de Puebla.

Se antoja poco probable que sea el líder que necesita el PRI para renacer desde sus cenizas.

Tus comentarios son importantes para nosotros.

Reto Diario