Extraditarán al ‘porky’ Diego; la audiencia en España duró menos de 5 minutos

Extraditarán al ‘porky’ Diego; la audiencia en España duró menos de 5 minutos
NOTICIAS GRÁFICAS 29/10/2016 ícono de reloj11:32 am

La Tercera Sala de lo penal de la Audiencia Nacional de España aprobó la extradición del Porky de Costa de Oro, Diego Cruz Alonso, al considerar que no había elementos para señalar que se había dado una presunta extorsión por parte del padre de la víctima para que tanto el joven indiciado como sus cómplices se declararan culpables.

 

En una audiencia que duró menos de cinco minutos, el juez de la causa refirió que Cruz Alonso deberá enfrentar a las autoridades mexicanas en este caso, aunque aún estaría por verse si la defensa del joven apela esta decisión.

 

Por su parte, el padre de la agraviada, Javier Fernández, se dijo sorprendido por la rapidez de la determinación y aseguró que estarán muy pendientes de la acción de la justicia mexicana en este caso.

 

La Audiencia Nacional en su determinación mencionó que a pesar de que el joven de 21 años alega su doble nacionalidad y que confía en la acción de la justicia española y no en la mexicana, no hay impedimento alguno para que pueda enfrentar un juicio por una deuda con la sociedad, tal como lo adelantó Ciro Gómez Leyva en su noticiero en Imagen Televisión el pasado jueves.

 

La Fiscalía española señaló que en este caso el imputado no podía evadir su responsabilidad dado la gravedad del hecho, una violación en contra de una menor de edad.

 

Sobre las acusaciones vertidas en contra del padre de la joven agraviada, la autoridad española mencionó que será la justicia mexicana la que determine si hubo tal acción, pero que no exime al mexicano de ser enjuiciado por una acción que incluso ya fue estudiada y consignada por las autoridades veracruzanas.

 

En México, Javier Fernández aseguró que esta determinación lo tomó desprevenido. Dijo que él también enfrenta una denuncia interpuesta como parte de la defensa que hicieron los padres de Los Porkys en su contra, precisamente alegando una extorsión que jamás sucedió, y que para ello hay pruebas y hasta un video que hasta ahora no se conocía.

 

Aseguró que junto con su equipo de abogados estarán pendientes del caso una vez que Diego Cruz llegue a México, si es que la defensa no recurre a una nueva apelación y aplazan su traslado al país.

 

El delito por el que está acusado Diego Cruz alcanzaría una pena de 40 años de prisión, ya que es agravado.

 

 

 

UNA HISTORIA DE IMPUNIDAD

En enero de 2015 la joven Daphne Fernández fue violada por cuatro jóvenes pertenecientes a familias de clase alta del Puerto de Veracruz.

Enrique Capitaine, Diego Cruz, Jorge Cotaita y Gerardo Rodríguez fueron acusados por Javier Fernández de haber violado a su hija Daphne.

El ataque sexual ocurrió en una fiesta que organizaron los inculpados en el fraccionamiento Costa de Oro, en el municipio de Boca del Río; del nombre de este lugar procede el mote de Los Porkys de Costa de Oro con el que la sociedad veracruzana los nombró.

El señor Fernández Torres no denunció el delito hasta mayo, pues no supo de la agresión a su hija hasta ese mes, y es que la joven le contó primero a su hermana mayor y posteriormente lo expuso ante el personal del bachillerato privado donde estudiaba.

De acuerdo con las pesquisas policiales, los cuatro jóvenes subieron por la fuerza a la hija de Javier Arturo Fernández Torres a un Mercedes Benz en las afueras de una discoteca. A Daphne le quitaron su celular y la llevaron al domicilio de uno de ellos, y en el baño de la casa abusaron sexualmente de ella.

El padre de Daphne fue convocado a una reunión con los agresores y sus padres, a lo cual accedió. Allí, Fernández Torres pidió a los padres de los violadores de su hija que mediante un video le ofrecieran disculpas, que se comprometieran a no acercarse a sus hijas, además de que se sometieran a un tratamiento sicológico.

Tiempo después el señor Fernández Torre publicó en redes sociales el video donde los jóvenes y sus padres se disculpan, y una carta de su hija en la que dice estar deprimida y aterrorizada. Esto, porque la familia de los jóvenes no respetaron el acuerdo establecido con la víctima y emprendieron una campaña de desprestigio contra la joven.

Tus comentarios son importantes para nosotros.