Posdata
Alfonso González

Posdata

Una de médicos locos, salvajes, desquiciados y violentadores de mujeres

Una de médicos locos, salvajes, desquiciados y violentadores de mujeres
Posdata 10/05/2022 ícono de reloj12:30 pm

A pesar de los llamados por parte de la autoridad, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), del Instituto Nacional de las Mujeres, de la Comisión de Atención de la Violencia contra las Mujeres e Igualdad de Trato y Oportunidades, y de muchas otras instancias oficiales e independientes que defienden a este sector de la población, la violencia contra la mujer continua.

Y se da en todos los niveles, estratos sociales, sectores, áreas de trabajo, de servicio público, de empleos y de atención a la ciudadanía.

Y en Puebla no es la excepción.

El caso más reciente de violencia contra las mujeres en el país es el de Debanhi Escobar Bazaldúa, quién refleja la crueldad y el despiadado trato a las mujeres por parte de los varones, particularmente.

Tan sólo de enero a marzo de 2022 se registraron 229 presuntos feminicidios en el país, según el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp). El mes con más casos fue febrero, en el que la cifra ascendió a 81. En enero se registraron 78 casos mientras que en marzo el total fue de 70.

Recientemente, se dio un caso muy especial en agravio de un par de mujeres -madre e hija- por parte de un supuesto “médico” que laboraba, porque renunció luego de incurrir en negligencia y violencia contra dos pacientes mujeres, en el consultorio de Farmacias Similares, propiedad de Víctor Manuel González Torres, el famoso “Dr. Simi”, ubicado en Bulevar Capitán Carlos Camacho #9102, de la colonia San Francisco Totimehuacán.

El presunto médico, de nombre Amiram Juárez Méndez, contratado en Puebla por la cadena de farmacias, agredió, golpeó y amenazó a las pacientes Galliane de la Cueva Laguna (de 52 años de edad) y Rocío Laguna Meza (de 72 años de edad), quienes acudieron a una consulta debido a que se sentían mal.

Desde luego ya existe una denuncia por lesiones dolosas y lo que resulte en contra del galeno, marcada con el expediente FGEP/CDI/FIM/FIM-1/007344/2022, interpuesto ante la Fiscalía General del Estado de Puebla.

Resulta que el pasado sábado 23 de abril del año en curso las dos mujeres acudieron al consultorio de farmacias Similares y las atendió Amiram Juárez, quien estaba en turno por lo que empezó a cuestionar a Galliane, hija de Rocío, sobre sus síntomas.

El presunto médico preguntó el malestar de Galliane y lo único que hizo fue tomarle la presión a la paciente, por lo que su madre, la señora Rocío Laguna, preguntó si no la revisaría en general y si sólo le mandaría un tratamiento de presión.

Entonces Juárez Méndez, furioso, le advirtió que el Dr. era él y que sólo le mandaría una pastilla de ibuprofeno; sin embargo, al cuestionarle nuevamente que la presión alta podría provocar una cosa distinta y si podía recetarle algo más, el médico se levantó de su silla y les dijo que se fueran que ya no las iba a atender.

Acto seguido, tomó del brazo a Galliane, la levantó de forma salvaje y la aventó contra el biombo del consultorio. Posteriormente, se dirigió con la señora Rocío a quien pateó brutalmente hasta tirarla de espaldas.

Las dos mujeres se levantaron como pudieron y salieron del consultorio gritando y pidiendo ayuda, pero Amiram Juárez las siguió para continuar agrediéndolas con patadas y toda clase de insultos.

Y lo peor, los gritos de Galliane y Rocío hicieron eco y llegaron hasta una patrulla municipal que estaba enfrente del consultorio, en un Oxxo, por lo que los policías se acercaron a apoyar pero no hicieron nada luego de haber hablado con el supuesto médico.

De acuerdo a la declaración de Galliane ante el Ministerio Público, representado en ese momento por Ariana Hernández Hernández, una segunda patrulla, la número 718, se presentó en el lugar pero tampoco hizo nada y, en cambio, el oficial de nombre Andrés Galán empezó a hablar con el Dr. quien sólo se reía hasta con los policías por haber pateado a sus pacientes.

Incluso, señala la denuncia, el policía Andrés Galán alertó al médico Amiram Juárez que mejor ya no saliera del consultorio porque “la cosa se estaba poniendo fea”, cosa que así cumplió

El colmo fue cuando una tercera patrulla arribó al lugar pero tampoco hizo nada, por lo que Galliane de la Cueva decidió denunciar el actuar de los policías municipales.

Afortunadamente, el 911 sí respondió y envió una ambulancia que atendió a Galliane y a Rocío, quienes presentaron golpes y crisis nerviosa, aunque los paramédicos recomendaron hacer rayos x para la persona de mayor edad por las patadas y la caída recibidas.

Empero, esta es la situación que viven las mujeres hoy en día por culpa de hombres violentos, desquiciados y enfermos, quienes reflejan lo que en su niñez vivieron.

¿Qué dirá al respecto el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez? 

¿Tendrá conocimiento la titular de la SSC, María del Consuelo Cruz Galindo, de la grave opacidad de sus elementos de seguridad, quienes además protegieron y alertaron de la situación a un agresor de mujeres disfrazado de Dr.?

Y los gendarmes ¿qué esperaban, que hirieran de gravedad a Galliane y a Rocío para actuar contra el agresor?

¿Esos policías municipales son los que nos cuidan? 

¿Y el cambio prometido?

¿Tendrá conocimiento el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta del caso?

¿Tendrá el caso en su radar la inservible Secretaria de Igualdad Sustantiva?

¿Así se atiende en los consultorios de las farmacias Similares del Dr. Simi?

Porque entonces los poblanos y poblanas deberían pensar antes de acudir a un lugar como este.

Por cierto, el caso ya debe estar en Comisión Nacional de Conciliación y Arbitraje Médico (Conamed).

Ojalá que las autoridades del estado y el municipio de Puebla tomen cartas en el asunto y le apliquen todo el peso de la ley al supuesto médico Amiram Juárez Méndez, un violentador de mujeres en potencia más que deambula por las calles de Puebla.

Vamos a estar pendientes del caso.

[email protected]

En twitter: @poncharelazo

Facebook: Alfonso González

Tus comentarios son importantes para nosotros.