Posdata
Alfonso González

Posdata

Siguen los chanchullos en el SNTE 51, y en el proceso para su renovación

Se dice que Jaime García está metiendo las manos en el proceso a favor de Alfredo García, el candidato oficial

Siguen los chanchullos en el SNTE 51, y en el proceso para su renovación
Jaime García Roque, secretario general de la Sección 51 del SNTE. Foto: Katia Fernández / esimagen.mx
Posdata 13/09/2022 ícono de reloj8:12 am

Dicen que “no hay plazo que no se cumpla” y aunque el líder de la Sección 51 del SNTE, Jaime García Roque, no se quiera ir para evitar dejar el poder, por fin parece que no le quedara de otra, aunque pretenda imponer a Alfredo Gómez Palacios, el candidato oficial y a modo en el proceso interno de renovación.

Ha trascendido que, por esta razón ya se espera con júbilo la última semana de septiembre, cuando saldrán los últimos cambios delegacionales y se dé el relevo de las 413 delegaciones y 93 centros de trabajo del gremio.

El proceso arrancó el 1 de septiembre y, hasta ahora, ya quedó demostrado que Jaime García es un líder débil y repudiado por el magisterio, pues solo tiene el respeto de su candidato, Alfredo Gómez, heredero, aseguran, de sus corruptelas.

Los cambios delegacionales, por cierto, darán pie a la realización del Pleno Seccional Delegacional, con la presencia de los nuevos dirigentes delegacionales electos (en la tercera semana de octubre).

¿En qué momento saldrá la convocatoria para la renovación del SNTE 51?

Será durante el primer minuto del segundo día del pleno, es decir, el próximo 2 de noviembre; por lo que la primera semana del mes, durante los festejos de Día de Muertos, se tendría que ir del gremio el grupo en el poder.

Son 30 mil profesores mujeres y hombres activos, además de 4 mil 500 jubilados con derecho a voto, y otros dos mil profesores más los que no votan porque no están afiliados a ningún sindicato.

Hablamos alrededor de 36 mil docentes en total.

De estos, un 30% regularmente no vota, es decir, alrededor de 10 mil; entre estos están los jóvenes que aún no tienen sentido de pertenencia.

En este sentido, se dice que Jaime García está metiendo las manos en el proceso a favor de Alfredo García, el candidato oficial, por lo que se dice que existe una campaña negra en contra del resto de los aspirantes.

Uno de ellos, Felipe Neri Morán, a quien no hallan cómo detener y quien mantiene una fuerza que podría traducirse en una campaña del ejercicio del voto libre, secreto y directo de los maestros.

A esto se debe que García Roque esté invirtiendo recursos para favorecer a Gómez Palacios, quien exige supuestos “bonos extras” y “dulces” (dinero) para contratar comunicadores que digan que su candidato es el favorito.

Se dice que estos recursos se entregan, supuestamente, a través de “Angelito Morales”, quien solo simula que entrega el recurso porque parece que se lo queda.

Afortunadamente, existen conversaciones de WhatsApp en las que el propio Gómez Palacios evidencia las complicidades de ambos, derivadas del uso de recursos de las cuotas de los profesores para golpear al contrincante mejor posicionado.

Sin embargo, del recurso que hablan en una conversación ni siquiera se entregó a periodistas que supuestamente están golpeando al resto de los aspirantes, ya que se quedó en manos de Alfredo Gómez y/o de Ángel Morales.

Todo indica que el candidato oficial se encontraba bajo los influjos del alcohol cuando intercambió mensajes con su “jefe”, Jaime García, pues empezó a revelar la conversación mediante una captura de pantalla en su dispositivo, la cual distribuyó a diestra y siniestra sin pensar en que podría ser revelada.

Es por ello que, en minutos, los maestros del equipo del candidato oficial compartieron la evidencia confesional con el grupo del profesor Felipe Neri.

Un conflicto más que puede afectar tanto al candidato oficial, Alfredo Gómez, como al secretario general del SNTE 51, Jaime García, es que cualquier periodista podría demandar –por daño moral– ante las aseveraciones de este par.

La urgencia de ganar y de detener la avanzada de sus contrincantes es tal que, para evitar que les ganen y se descubra el millonario saqueo de las cuotas sindicales en el SNTE, ya intensificaron la campaña negra contra sus rivales.

Por cierto que, en relación con las cuotas sindicales, el actual líder de la Sección 51 del SNTE le descuenta a cada maestro 200 pesos; por lo que si son 30 mil afiliados, sumarían seis millones de pesos a la quincena y 144 millones de pesos al año. Si se suman los seis años que García Roque ha estado al frente del sindicato en Puebla, entonces este ha estado manejando alrededor de 864 millones de pesos.

¿Qué se habrá hecho con tanto dinero?

Sobre todo si tomamos en cuenta que algunos profesores tienen que esperar hasta seis años para obtener su jubilación, pues les han estado argumentado a los 5 mil profesores que están a punto de jubilarse que esperen la autorización porque no hay dinero.

Así el saqueo en el SNTE 51, donde ahora se entiende por qué el anterior líder, Luis de la Barrera; el actual, Jaime García, y el socio de ambos, Alfredo García, se aferran al poder y al hueso.

 

[email protected]
Twitter: @poncharelazo
Facebook: Alfonso González

Tus comentarios son importantes para nosotros.