Los juegos
Álvaro Ramírez

Los juegos

Operación Angelópolis: el silencio de Pablo

Nada ha dicho el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera sobre el caso de presunto lavado del diputado Mier y su socio

Operación Angelópolis: el silencio de Pablo
Pablo Gómez Álvarez, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Foto: Especial
Los juegos 19/05/2022 ícono de reloj7:35 am

Familiares muy cercanos de Moisés Ignacio Mier Velazco, quienes no se dedican a la política, pero que se benefician de las relaciones del coordinador de los diputados federales de Morena, aseguraban este lunes en sus centros de trabajo, algunos magisteriales, que “en una semana” se iba a “diluir” o que “Nacho va a parar” el escándalo y la indignación populares por el caso del presunto lavado de dinero que ha cometido con su socio en Diario Cambio, José Arturo Rueda Sánchez de la Vega.

Este jueves se cumplen ya más de cien horas de que los periodistas Víctor Hugo Arteaga y Néstor Ojeda revelaron en un sólido reportaje que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) denunció, y hay un proceso judicial abierto, al expresidente estatal del PRI.

Nacho no ha parado nada. Es más, en las próximas horas y días las revelaciones, las declaraciones, las denuncias y los señalamientos contra el oriundo de Tecamachalco, donde gobierna su junior Ignacio Mier Bañuelos, irán escalando.

Por cierto, más de cien horas en que la UIF de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y su titular, Pablo Gómez Álvarez, no han dicho nada.

En realidad, el silencio del exlíder estudiantil de 1968 y parlamentario indispensable en la historia de las últimas décadas en el país, nada bien le hace a su compañero de partido, Moisés Ignacio.

Basta tener dos dedos de frente para suponer que, fiel a su estilo, el todavía coordinador de los morenistas en San Lázaro pudo ya haber buscado al exsenador y exdiputado. Fueron compañeros en la anterior LXIV Legislatura y, aunque buscó la elección consecutiva, Pablo no la consiguió y debió reconocer con amargura que hubo “soberbia” en el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Específicamente en la Ciudad de México, en donde se asienta el distrito electoral en que falló Gómez Álvarez, se perdió casi la mitad de lo que el lopezobradorismo había conquistado en 2018.

El documento de la investigación, de 110 cuartillas, con los datos específicos de una red de factureras, manejo de recursos de procedencia ilícita y lavado, presuntamente de Mier y su socio —eso lo determinarán las autoridades judiciales— tiene como fecha de presentación, ante la Fiscalía General del Estado (FGE), el 7 de julio de 2021, y la firma del entonces titular de la UIF, Doctor Santiago Nieto Castillo.

La gestión del queretano al frente de esa institución del Estado Mexicano concluyó el 9 de noviembre de ese mismo año y lo relevó, de inmediato, Pablo Gómez.

El parlamentario de carrera, exdiputado federal, exsenador, exdirigente partidista de la izquierda histórica, ha guardado silencio sobre el caso de presunto lavado del diputado Mier y su socio.

Un silencio que otorga mucho.

Un silencio que es institucional.

Un silencio que es precavido, porque ahí está la configuración de posibles delitos que se persiguen de oficio.

Un silencio que le pesa en la espalda y le dobla las rodillas a Moisés.

Cien horas y vendrán muchas más, y el expriista no ha parado nada.

Tus comentarios son importantes para nosotros.