Politikòs
Alesandra Martin García

Politikòs

Mariposas, Esperanza, OVNIS: Los simbolismos de la comunicación política

Desde las mariposas de Petro, pasando por la esperanza de AMLO hasta la justicia y OVNIS de Bukele.

Mariposas, Esperanza, OVNIS: Los simbolismos de la comunicación política
Politikòs 12/08/2022 ícono de reloj8:37 pm

El mundo convulsiona: pandemia, guerras, potencias económicas en decadencia, potencias militares en ascenso. Líderes cada vez más autocráticos en su forma de hacer política en sus gobiernos y cada vez más  redentores en su manera de comunicar que rompe con una regla en política “forma es fondo”. En realidad hay mucha forma, una comunicación política extraordinaria, pero y ¿el fondo?

Los líderes sui generis de América Latina tienen una comunicación política colmada de simbolismos: imágenes, frases, palabras, “apodos”, todo lo visualmente atractivo, lo emocionalmente evocador y lo mínimo en el proceso cognitivo del receptor. Es una fórmula perfecta sobre todo en América Latina en países en los que el nivel educativo, social y económico suele no ser el mínimo indispensable para condiciones de desarrollo en una nación.

En el medio de una vorágine como la actual, suelen surgir elementos simbólicos que imprimen una sensación de “sanación” de todo lo que implique “el mal” que haya provocado las condiciones precarias de nuestros países en vías de desarrollo, y en países desarrollados también suele ocurrir. Claro ejemplo el de Trump que prometió regresar para el 2024 y acabar con “todos los males” que aquejan a los estadounidenses.

Los simbolismos, los que evocan una emoción siempre deben ser asociados positivamente al líder aunque la narrativa de los mismos, implique evocar emociones negativas. Pues justo esas emociones negativas sirven como una “válvula de escape” en la que la ira, el enojo, las frustraciones sean dirigidas justo al target deseado por el líder en cuestión.

El diseño de las mariposas para la toma de protesta del Presidente de Colombia, Gustavo Petro nos da una idea muy clara del manejo de los simbolismos en la comunicación política. Tres mariposas con los tres colores de la bandera, aluden además a la alianza histórica que se construyó para que el economista y ex guerrillero alcanzará un triunfo que le ha valido ser el primer presidente de izquierda en ese país. Las mariposas de la esperanza, como aquellas mariposas amarillas de García Márquez.

Todo en política comunica y cuando se hace con investigación social cualitativa y una estrategia adecuada, el éxito comunicacional es muy probable. Petro, la indumentaria de su vicepresidenta, el perfecto traje blanco de su esposa, la espada de Bolívar, el saludo de mano y sin reverencia al Rey de España Felipe IV.

Una estrategia en comunicación política, es el resultado de profesionales en análisis cualitativo, análisis de las emociones colectivas, estrategia, escenario político, creativos y artistas. Cuando eso se conjuga resultan narrativas tan inquebrantables como las del Presidente López Obrador, por ejemplo, en el que todo gira en relación a “los otros”, “los adversarios”, “los neoliberales” aquellos culpables de los trágicos escenarios en México. O la esperanza del movimiento- partido político que se constituyó en torno a su liderazgo.

Bukele, el Presidente de El Salvador con la aprobación más alta y nada despreciable del  85%, joven fresco, que fue de centro izquierda, derecha e independiente, aquel que comunica cada que hace un castigo ejemplar a las pandillas de aquel lugar como si viéramos imágenes de la cárcel de Gauntánamo, aquel que lo mismo se mofa de las parodias que le realizan que los mismo cambia su foto de perfil de sus redes sociales por una en la que simula una abducción.

Todos estos líderes sin duda genios junto con sus equipos para comunicar simbolismos. La forma es una genialidad, el fondo de sus gobiernos (políticas públicas, rumbo económico, etc..) es complicado de definirse tan claramente como pueden definirse sus estrategias en compol.

Twitter: @AlesandraMartin

Tus comentarios son importantes para nosotros.