Posdata
Alfonso González

Posdata

Los muertos vivientes poblanos y el proyecto KPP

El gobernador Barbosa tiene claro quién debe estar y quién no en su gabinete

Los muertos vivientes poblanos y el proyecto KPP
Posdata 4/05/2022 ícono de reloj9:22 pm

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta está convencido de que su gobierno tiene que ser una administración efectiva, austera, distinta y cercana a la gente, que comulgue con los principios de la 4T y del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no necesariamente de su partido, Morena.

Por algo la polémica generada por la mentada estatua del Ayuntamiento de Zinacatepec.

Por algo tantos cambios en su gobierno.

Y por algo, también, tantas bajas sin contemplaciones.

A la fecha, son muy pocos los funcionarios de Gobierno que gozan de estar incluidos en la pequeña lista del mandatario, calificados como eficaces y eficientes.

¿Quiénes serán los agraciados?

Y ¿quiénes los afectados o marginados?

Lo cierto, aseguran, es que el mandatario no otorga reconocimientos de gratis; mucho menos concesiones de ningún tipo.

Recientemente, fue al titular de la Secretaría de Salud, José Antonio Martínez García, a quien otorgó un reconocimiento público por su excelente trabajo y cobertura para contrarrestar la COVID-19 y la pandemia en Puebla.

El mandatario incluso sugirió que el trabajo de su secretario de salud en la materia está muy por encima del “famoso Dr. Muerte”, también conocido como Hugo López-Gatell Ramírez, médico epidemiólogo, dizque investigador, dizque profesor y dizque subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Y en eso tiene toda la razón el mandatario poblano, quien, como millones de mexicanos, no cree una sola palabra de lo que dice el Dr. Muerte.

El caso es que en ese sentido, el gobernador Barbosa tiene claro quién debe estar y quién no en su gabinete.

Por algo no ha impulsado o resucitado a los muertos vivientes de la política poblana, a diputados locales, federales, exediles y demás exfuncionarios que le coquetean cada que pueden para que les dé chamba o hueso.

Allí están algunos y algunas que creyeron que por contar con la “amistad” del gobernador ya tendrían derecho de picaporte en el Gobierno del estado.

Y tal vez muchos aún tengan la oportunidad de poder formar parte del equipo de gobierno barbosista, pero como que ya se tardaron en llegar.

Allí está la exedil de San Andrés Cholula (Morena), excandidata perdedora del mismo gobierno, Karina Pérez Popoca, quien ahora ya salió con la gran idea de presentar su asociación denominada “KPP Caminemos Juntas”, como una agrupación benefactora del municipio que gobernó en el pasado.

¿En serio se atreve a lanzarse mediante una A. C. para volver a la política?

¿Habrá olvidado Karina que San Andrés Cholula decidió no votar para que continuara su desastroso gobierno en la región?

¿No se dio cuenta en la elección que perdió, que ya no la quieren?

En fin, bien dicen que el poder es ciego y así deja a los políticos.

El caso es que Karina Pérez, quien ahora se denomina “activista”, presentará las acciones de su A. C., las cuales pretenden entregar apoyo alimentario a las mujeres y a los sectores vulnerables.

Es decir, empezará a realizar campaña y actos proselitistas disfrazados de organización sin fines de lucro para tratar de pescar hueso en el 2024.

Eso sí, va a aprovechar su nuevo proyecto para tomar venganza y revancha del actual presidente municipal panista de San Andrés Cholula, Edmundo Tlatehui Percino, quien va a tener que lidiar con su antigua rival, y quien ya juró buscar la forma de derrocarlo.

Se va a poner buena la grilla en San Andrés.

Ya veremos cuál es la respuesta a la afrenta de la exedil morenista, quien está empecinada en cobrar venganza de quien le arrebató el cargo.

Por cierto, sería bueno preguntarse de dónde saldrán los recursos que utilizará Karina Pérez para hacer campaña, digo, una cruzada de apoyo a los sectores vulnerables de San Andrés.

¿Qué pensará el edil panista?

 

[email protected]
Twitter: @poncharelazo
Facebook: Alfonso González

Tus comentarios son importantes para nosotros.