Posdata
Alfonso González

Posdata

Cuando las ratas saltan del naufragio (municipal)

Cuando las ratas saltan del naufragio (municipal)
Posdata 11/10/2021 ícono de reloj9:18 pm

Poco a poco se van madurando y consolidando las traiciones en contra del gobierno de Claudia Rivera Vivanco, uno de los más desastrosos en la historia de Puebla capital, por lo que ya las ratas empezaron a saltar del naufragio.

Y con la plaga que empezó a dejar sola a la edil vendrán acusaciones de todo tipo: por corrupción, nepotismo, desvío de recursos, por tráfico de influencias y por lo inimaginable.

Dicen incluso que las irregularidades detectadas en el gobierno saliente no tendrán fin, por lo que se llegará hasta las últimas consecuencias.

La cárcel es una amenaza latente.

Tal vez por ello los antiguos aliados del gobierno de la ciudad se han convertido hoy en sus peores enemigos, en los verdugos que dejarán caer la guillotina, y/o en los carniceros que matarán las reses.

Según las malas lenguas habrá sacrificios de ex funcionarios, de amigos y compadres, ya sólo se espera que concluya y termine el gobierno claudista.

Ya veremos si es verdad, o si la 4T sigue siendo puro pan y circo.

De entrada, el Judas de la historia de Claudia ya sacó las uñas y ayer se amotinó, organizó a sus seguidores y fue directo al Palacio Municipal a armar el show que piensa que lo hará quedar bien con el presidente municipal electo de Puebla, Eduardo Rivera Pérez.

Y es que el líder sindical del Ayuntamiento de Puebla, Gonzalo Juárez Méndez, ni tardo ni perezoso esperó el mejor momento para traicionar a quien antes solapó, cubrió y hasta vanaglorió.

Así es, a quien en los últimos años lo mantuvo al frente del sindicato de la Comuna poblana, quien lo continuó haciendo millonario a costa de los trabajadores del municipio y quien hizo campaña con Claudia para tratar de que se reeligiera en el cargo.

Gonzalitos cree que eso se le olvida a Lalo Rivera, pero está muy equivocado.

El penoso show que protagonizó ayer en las afueras del palacio llegó muy tarde, porque las auditorías están por empezar y dicen que el líder charro tiene mucha cola que le pisen.

Y si bien se reúne con él, las cosas van a cambiar porque Lalo tendría que acabar con los vicios y los monstruos del pasado. 

Que vergüenza que este mentado líder sindical no haya defendido los intereses de sus agremiados antes, porque la basificación evidentemente sólo son un pretexto a fin de quedar bien con el gobierno entrante.

Son muchas las irregularidades en el manejo de los recursos del sindicato, por ejemplo, las cuales fueron denunciadas públicamente por Susana Vidal Romero y no por Gonzalitos, quien más bien se unió a Claudia Rivera para no reconocer el liderazgo de quien le disputó la secretaría general del gremio.

Juntos, se encargaron de minimizar la representación de Susana Vidal, quien fue la primera en denunciar que se pretendían basificar y enquistar en la administración de Lalo Rivera a primos, cuñados, tíos, vecinos y hasta los parientes de Gonzalo Juárez.

Lo que nunca contemplaron Claudia y Gonzalo, es que uno traicionaría al otro para ganar más espacios para sus amigos en el Ayuntamiento de Puebla. 

¿A poco ya se le olvidó al lidercillo que lo de las basificaciones se develó desde ya hace varios meses atrás?

¿Pues no que no había corrupción ni en el Ayuntamiento, ni en el sindicato?

Según las denuncias públicas, las bases que otorgaría y heredaría Claudia Rivera le costarán al municipio más de 9 millones de pesos anuales, debido a los sueldos y salarios con los que se etiquetó a los nuevos funcionarios de la ciudad.

Eso, insisto, ya lo sabía Gonzalo Juárez y se hizo guaje.

De acuerdo a las mismas denuncias sobre el tema, algunos de los beneficiados serían Fabiola Osorio Muñoz, Guadalupe Pacheco Luna, Jessica Raquel Vivanco Castelán, Julio César Morales Huerta, Alejandro Juárez García, entre otras 54 personas más.

Tal vez los allegados de Gonzalitos ya no fueron incluidos en las bases y eso detonó el desgarriate que el lidercillo fue a armar ayer a las afueras del palacio municipal.

Y es que, según, los basificados recibirían un sueldo superior a los 20 mil pesos.

Lo extraño es que Gonzalitos reclama, pero bien que tiene a su gente infiltrada en la estructura municipal, pues allí está su hermano, de nombre Iván Andrés Juárez Méndez, quien está en el archivo del Departamento de Nóminas de pago de la Secretaría de Administración. 

Un caso más, es el del Secretario de Acuerdos del Tribunal Municipal, Adrián Hernández Sucilla, quien llegó en el gobierno galista y ha permanecido allí durante casi ocho años, violando flagrantemente el artículo 125 de la Ley Burocrática Municipal, la cual establece que sólo puede durar tres años en el cargo.

¿A poco todo esto, y lo que falta todavía por salir a la luz, ya se le olvidó a Gonzalitos?

Bien dicen, “lo mejor está por venir”.

[email protected]

En twitter: @poncharelazo

Facebook: Alfonso González

 

 

Tus comentarios son importantes para nosotros.