×
Periódico Digital Reto Diario
Edición 13 de Mayo 2021
Posdata
Alfonso González

Posdata

El candidato por el 11 en Morena, y el cochinero de Saúl Huerta

El candidato por el 11 en Morena, y el cochinero de Saúl Huerta
Posdata 25/04/2021 ícono de reloj10:01 pm

Si Morena -local y nacional- quiere empezar a limpiar el asqueroso y desastroso cochinero que le dejaron las perversidades del diputado federal Saúl Huerta Corona, acusado de violación por al menos tres víctimas, debería designar a Iván Galindo Castillejos como su gallo en el distrito 11 de Puebla.

Le haría bien, incluso, a Morena polemizar en la designación de su nuevo abanderado para tratar de desinflar, no de olvidar u opacar, los escándalos de violación protagonizados por sus militantes y aspirantes a cargos públicos.

Sobre todo, en el estado donde se ubica el caso más grave, el de Saúl Huerta, a quien prácticamente detuvieron en flagrancia tras abusar de un menor de edad al que drogó y engañó.

El relevo ideal en la candidatura del distrito 11 es Iván Galindo, quien no pertenece ni a Morena, ni a ninguna de sus corrientes en conflicto, pero que como político es un autocritico y quien ha señalado los graves errores incluso de su partido -el PRI- como gobierno.

Y las razones para ello son muchas, las tres principales son las siguientes:

  1. Iván Galindo si bien es un férreo crítico de la 4T e incluso del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), también es un político maduro, de los pocos duchos en cuestiones municipales en Puebla, es asesor en el Ayuntamiento de Puebla y un personaje sensato y honesto que ha mostrado congruencia.
  2. No cuenta en su record, digamos, con escándalos, corrupción o algún tipo de violencia relacionada con abusos en su papel como funcionario público, además es competitivo, tiene propuestas y trabajo, particularmente, en el ámbito municipal que bien podría beneficiar al estado.
  3. Y el último, cuenta con una mejor imagen que la de David Méndez Márquez, el ex titular de la Secretaría de Gobernación, quien fue echado por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, por tener en su nómina a amigos, parientes y a la oposición, es decir a los enemigos del mandatario, gracias a la corrupción que existía en aquella dependencia.

Así que, si Morena quiere cambiar la percepción de la gente, con respecto al caso Saúl Huerta, tiene que designar a Iván Galindo como su candidato, ya que de esta forma podría argumentar que para sus candidaturas no antepone filias y fobias, sino a políticos destacados y respetados por su trabajo en beneficio de Puebla y de los poblanos, a pesar de su linaje partidista.

Eso sí, políticos y candidatos decentes, probados y con una conducta intachable, no como los que le han salido.

David Méndez lo único que ha mostrado como funcionario es su ambición por el poder, toda vez que junto con sus padres pretende seguir haciendo de la política un negocio, como si estuviese en el PRD, con grupos de choque y amenazas.

Y es que los Méndez, Jorge Méndez Spíndola, su esposa Rosa Márquez Cabrera, y el mismo David Méndez, el único capital político que poseen hoy en día es el de los tres, es decir sus tres votos y nada más.

Desde luego, siguen contando con algunas concesiones logradas cuando David fue parte del gobierno estatal; sin embargo, hoy están más solos que la sede estatal del que fuera su partido, el PRD.

El ex funcionario ya demostró que no es de fiar, que ni el gobernador Barbosa le pudo tener confianza, y que lo único que buscan David Méndez y su camarilla es un nuevo cargo para poder financiar su grilla.

Lo que debe hacer Morena ya es designar a Iván Galindo, a pesar de la negativa del sector duro de su militancia. Es lo que más les conviene.

A propósito, Ignacio Mier Velasco, líder de la bancada de Morena en la cámara de diputado, ya no sabe cómo excusarse con el presidente AMLO, con su partido, con los mexicanos, con los poblanos, con las mujeres, con los niños y con todos a los que ofendió haciéndose pato y tratando de defender a su compadre Saúl Huerta.

Su repugnante treta para tratar de justificar la violación que cometió su diputado, “no en su carácter de legislador sino como parte de su loca vida personal”, afortunadamente no prosperó, y hasta el presidente de la república le corrigió la plana.

Valiente diputado, líder de bancada y poblano nos salió Nachito, quien entre sus sueños de opio pretende buscar la candidatura de Morena en Puebla para el 2024 por la gubernatura del estado.

Apenas si hizo bien la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena, al exigirle al ridículo legislador separar de manera inmediata y definitiva a Saúl Huerta de la bancada.

Y de paso, si quieren quedar bien con los mexicanos y todos los poblanos, los diputados federales de Morena deberían desaforarlo y denunciarlo para que sea procesado y encarcelado.

 

[email protected]

En twitter: @poncharelazo

Facebook: Alfonso González

 

 

 

Tus comentarios son importantes para nosotros.

Reto Diario