Pluma Azul
Rafael Micalco Méndez

Pluma Azul

Pudor político-electoral

El Congreso del estado de Puebla fue convertido en plaza pública cuando la porra lopezobradorista entonó sus consignas

Pudor político-electoral
Adán Augusto López, secretario de Gobernación federal, y Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México. Foto: Daniel Casas, José Castañares / esimagen.mx
Pluma Azul 3/11/2022 ícono de reloj10:16 am

“Uno de los problemas graves que experimentan los seres humanos en cualquier parte del mundo es, precisamente, la deformación de la autoridad; cuando la autoridad no es el derecho de mandar para el bien común, sino la oportunidad del beneficio personal para el Ejército. Esta autoridad no es legítima ni mucho menos educativa.”
Efraín González Luna

 

La pasarela reciente que hicieron dos de los aspirantes a la Presidencia de la República emanados del partido del que hoy ocupa la silla presidencial, los retrata de pies a cabeza, el estilo anquilosado de hacer política desde el poder, ese estilo, que creímos ya estaba caduco y sepultado, ahora lo vemos renacido y aumentado.

El primero, un secretario de Gobernación federal, responsable de la política interna del país que viene a tomar el Congreso del estado de Puebla como templete de plaza pública para llevar a cabo un mitin con sus huestes partidistas. Escoltado por el presidente del Congreso local y el titular del Gobierno del estado, vino a explicar una iniciativa que ni siquiera él formuló, que ni siquiera sus diputados en la Cámara baja presentaron. ¿Como por qué él es quién tiene que visitar los estados para dar explicación?

Luego, dice que vino a establecer un diálogo con los legisladores locales, ¿cómo es posible que busque un diálogo cuando la reforma a la ley ya fue aprobada? ¿Eso no debió ser antes? Un diálogo nos sirve para generar una idea nueva, con componentes de ambas partes. El supuesto diálogo del secretario federal consistió en limitarse a escucharlo e intercambiar halagos con las fracciones cómplices.

Todo un acto de campaña desde la tribuna del Congreso de Puebla, el funcionario espetó contra la oposición; dijo no ver a los diputados que nos manifestamos frente a él, que a escasos centímetros estuvimos y afirmó no habernos visto. Pero como en todo mitin, hubo oradores que “calentaban el ambiente”, partidarios y cómplices subieron a tribuna a describir las bondades de la visita del funcionario, que tiene al país en una polarización jamás vista, que como nunca tiene perseguidos políticos y que como nunca el espionaje es lo de todos los días, sin embargo, para él, México va bien.

El mismo titular del Gobierno estatal ha reprochado desde sus conferencias mañaneras el nulo apoyo de la Federación en infraestructura, educación y salud, pero esa vez solo hubo aplausos para el titular de Gobernación federal y recuerdos de la amistad.

El recinto legislativo fue convertido en plaza pública cuando la porra lopezobradorista entonó sus consignas, desconociendo nuestro derecho a la manifestación pacífica, creyendo que se trataba de un encuentro de sus acostumbradas asambleas que terminan con sillas por el aire. No, la casa de las y los poblanos es un espacio de pluralidad y nunca un escenario para mítines. En Puebla pondremos siempre un alto a esos abusos y no pararemos de señalarlo ni de manifestarnos.

Luego vino la candidata favorita del oficialismo, pero ahora ocupó de escenario el recinto del Poder Ejecutivo. Ahí, la música contratada, las porras y arengas, un carrusel de medios realizando preguntas a modo, en el marco de una firma entre el Gobierno de la CDMX y Puebla, ¿con qué objetivo? La foto, la pasarela, ver a los aspirantes locales desfilar frente a ella, para la foto y el saludo afectuoso.

Otra vez utilizando los recintos oficiales con fines electorales y es que el partido en el poder estatal y federal creen que somos los ciudadanos ingenuos y no nos damos cuenta de las cosas que pretenden imponer. Lamentable, que se intente burlar así el Estado de derecho, la autonomía de los poderes y no exista pudor político electoral.

Pero aquí estamos y estaremos para recordarles que México es un país de libertades y derechos, y que si quienes están en los cargos piensan que el poder es su patrimonio, es una equivocación, que tarde o temprano “les pasará factura” en las elecciones.

 

Facebook: Rafael Micalco Méndez
Twitter: @rafamicalco
Instagram: rafael.micalco

Tus comentarios son importantes para nosotros.