Los Pecados Capitales de Germán Sierra (y Otras Aberraciones)

Fotografía: Especial

La Quinta Columna

Por: Mario Alberto Mejía / @QuintaMam

Muchas y sonoras carcajadas provocó entre los priistas la anterior entrega de esta columna dedicada a las traiciones de Germán Sierra.

Hubo un experto en Shakespeare, incluso, que me reprochó por haber dicho que el veterinario era un personaje shakesperiano.

(Oh, sí, el “doctor“ Sierra no es médico ni tiene doctorado alguno: sólo es veterinario, con todo respeto para quienes lo son y no se ostentan como doctores).

Textualmente me dijo el experto en Shakespeare:

“Recuerda que los traidores en sus obras acaban castigados con sus propias armas. Pero los traidores en Shakespeare son gigantes. El traidorcito del que hablas es eso: traidorcito. Nunca podría ser un personaje Shakesperiano“.

Tiene razón.

Retiro lo dicho.

Esos mismos personajes que me buscaron desde ayer se dieron a la tarea de contarme una y mil traiciones del médico veterinario.

“No hay otro con tantos cadáveres en el ropero“, me dijo uno de ellos.

En una entrevista que ofreció a El Sol de Puebla, Germán Sierra se lanza en contra de los soberbios y los prepotentes.

De risa loca.

Si un político es emblemático en esos campos es él mismo.

Rescato algunos pasajes que lo retratan de pies a cabeza.

Vea el hipócrita lector.

Durante su fallida campaña a la Presidencia Municipal de Puebla, a mediados de los años noventa, su pésimo carácter empezó a generarle conflictos.

El vacío que le estaban generando desde Casa Puebla el gobernador Manuel Bartlett y sus cercanos le empezó a hacer mella.

Contrató entonces a Víctor Gordoa, esposo de la locutora Talina Fernández, para que le llevara los temas de imagen.

La propuesta de éste no ayudó mucho.

La frase “obligado a servirte” provocó risas y bromas crueles.

Quien está obligado a servir va a servir mal todo el tiempo.

Un presidente municipal no puede estar obligado a servir, pensábamos entonces, pero al ver el rostro mal encarado de Germán Sierra concluíamos en que sí: el candidato del PRI estaba obligado a servir, obligado a saludar con sonrisas a la gente, obligado a hacer campaña.

Cada vez que saludaba a la gente del pueblo, un auxiliar le pasaba un pañuelo humedecido con alcohol.

“Es para quitarme las bacterias de estos pobres desgraciados”, confesaba.

Sierra siempre se sintió parte de los cachorros de la Revolución.

No de la Revolución de los jodidos: la de los niños bien.

La de los juniors.

Un día, salió de pésimo humor de un mitin y abordó la camioneta de prisa ignorando a los reporteros que lo seguían.

Sin quererlo, golpeó con la puerta a una joven periodista.

El escándalo terminó en las páginas de El Universal Puebla en forma de crónica.

Sierra estalló.

Siempre estallaba.

Si le servían el café tibio, lo quería caliente.

Y viceversa.

La soberbia y la prepotencia eran su signo.

Una semana antes de la votación, el peso mexicano se devaluó brutalmente.

Los focos rojos se encendieron.

Los precios de los artículos indispensables se fueron a la alza.

Antes de la devaluación, Germán Sierra había logrado recuperarse gracias a que exhibió en el debate con Gabriel Hinojosa (el patético candidato del PAN) de qué estaba hecho.

Sierra no aprovechó esa ligera ventaja y volvió a las andadas: malos tratos con la prensa, malos tratos con su equipo, malos tratos con los electores.

El día de la elección, Gabriel Hinojosa celebró su triunfo desde la media tarde.

En el búnker de Germán Sierra todo era desconcierto.

El candidato lanzaba ceniceros, pateaba sillones, empujaba a sus colaboradores, mentaba madres.

El vocero de la campaña dijo que los números favorecían a Sierra, pero que el anuncio oficial se haría más tarde.

Éste apareció en un momento con el ceño fruncido.

Quiso sonreír.

Le salió una mueca.

Una llamada salió de Casa Puebla hacia la casa de campaña de Sierra Sánchez.

El gobernador le dijo que a primera hora del día siguiente tenía que reconocer la derrota.

El candidato se negó.

La voz argumentó que entre más tiempo pasara sería peor para él.

“No hay forma de revertir los números, Germán”, aseguró el campeón de la Caída del Sistema en 1988.

A las siete de la mañana del lunes 27, Sierra se presentó en un privado del Crowne Plaza y anunció que había perdido la elección.

Tenía los ojos líquidos, el rostro descompuesto.

 

Nota Bene (1): Estoy leyendo un libro maravilloso, seductor, inteligente: Pequeño Tratado de los Grandes Vicios, de José Antonio Marina.

Ahí aparecen, además de la fascinación por el mal, los siete pecados capitales.

Ahora que he escrito sobre Germán Sierra he caído en la cuenta de que en él se preservan algunos de éstos: la soberbia, la ira, la envidia, la avaricia…

Los otros tres, lo confieso, no se los he detectado.

 

Nota Bene (2): Las conversaciones telefónicas que Adolfo Karam le grabó al “doctor” Sierra lo muestran iracundo, racista, clasista, homofóbico, misógino.

Sólo se le ve tranquilo, contento, cuando habla de su admirado Luis Echeverría, el genocida del 68 y del 71, y de Luis Donaldo Colosio, la víctima de la Nomenklaura priista.

Nieto del primer presidente del PRI a nivel nacional, Germán traicionó al PRI desde hace algunos meses.

Sus alianzas oscuras con Eduardo y Zoé Robledo (sus socios en Media Solutions) generaron dudas cuando fue nombrado coordinador de campaña de Enrique Doger Guerrero.

Y es que los Robledo llevan un buen rato muy cerca de López Obrador.

No es pecado capital, pero la mentira también forma parte del catálogo de aberraciones de nuestro personaje.

Ah, y la simulación.

Es cuanto.

 

Comentarios

Agrega tu comentario
  • En Segundos
01:39 pm

Samsung anuncia cierre de planta de producción de teléfonos móviles en ciudad china de Tianjin

01:24 pm

SNTE 51 trabajará de la mano con la gobernadora electa, Martha Erika

01:24 pm

Tres muertos y 30 heridos por vuelco de autobús en Holguín, Cuba

01:08 pm

Presenta pleno del Itaipue catálogo de información de interés público ante consejo consultivo

12:57 pm

Irresponsabilidad de diputados de Juntos Haremos Historia provoca cancelación de sesiones

12:51 pm

Jueces buscan mantener sus salarios y privilegios: Monreal

12:50 pm

Sedena y SSP aseguran nueve vehículos con hidrocarburo robado

12:50 pm

¡Es oficial! Puebla mantendrá a los Pericos en el Serdán para 2019

12:48 pm

Brenda Zambrano de "Acapulco Shore" enseña "trasero" con infartante tanga (FOTO)

12:46 pm

Hacienda acusa a Karime Macías de defraudación fiscal

12:44 pm

Lo que hay detrás del documento de la NASA sobre visitas extraterrestres a la Tierra

12:31 pm

García Almaguer llama a una reconciliación en el Congreso

12:24 pm

Arzobispo preside ceremonia religiosa y dio inicio a los festejos de la Virgen de Guadalupe

12:02 pm

Autoridades electorales colocan Bando Solemne en el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial

11:57 am

Arranca el Mundial de Clubes

11:53 am

Selena Gomez tiene nuevo pretendiente y es el nuevo chico de moda en Hollywood

11:49 am

Elecciones, Mundial y Del Toro, lo más buscado en Google en 2018

11:39 am

Maratónica entrega-recepción realiza Gali a Martha Eria Alonso: Vocero

11:31 am

Estudiantes presentan proyectos integradores en el evento StartUp Negocios UTTECAM

11:19 am

Imeplan y Colegio de Jurisprudencia Urbanística suman esfuerzos

11:11 am

"Nos faltó tiempo" para detener a cabecillas criminales que operan en triángulo rojo: JMR

11:04 am

SSP se deslinda de inseguridad y presencia de grupos criminales en mercados de la capital

10:43 am

¿Por que Leonardo DiCaprio deberá regresar un Oscar y un Picasso?