¿Resistencia preelectoral en ciernes? (El caso JJ y el agua)


Fotografía: Especial

A Puerta Cerrada

Jorge Rodríguez

Valdría la pena que la próxima vez que desde la Secretaría General de Gobierno (SGG) pensaran en mandar a Javier Lozano Alarcón a confrontar al presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, lo valoraran con más cautela.

El aspirante a gobernador del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) tiene en el escándalo público a uno de sus principales aliados.

Así lo demostró el miércoles, cuando ofreció una conferencia de prensa en pleno zócalo de la ciudad de Puebla, apenas un par de horas después de que el funcionario del gobierno y senador con licencia le reprochara el activismo que ha emprendido en contra de las recientes reformas a la Ley del Agua.

Hábil como es, en el contexto preelectoral que ya se respira de cara al 2018, el edil cholulteca optó por hacer de la presunta defensa del agua su bandera de lucha.

Lo ha hecho bien hasta ahora.

José Juan Espinosa ha sido el único en llevar una controversia constitucional a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Enviarle a Lozano para tundirle y con ello tratar de frenar sus posicionamientos en torno a este asunto no servirá.

Por el contrario, solo le dará foro y más argumentos para continuar al mando de la causa, frente a los ojos de ciudadanos y eventuales electores que podrían creerle y mirarle con simpatía por “pelear por los intereses del pueblo” aun en contra de su propia integridad.

El miércoles, a un costado de la fuente de San Miguel, el edil de San Pedro Cholula dijo que no cederá ni aunque se convierta en un “preso político”.

Esa frase encierra todo y es la que debe conducir al análisis.

Sin duda, Espinosa Torres está listo para convertirse en un “héroe” poblano al estilo de Andrés Manuel López Obrador, que aprovecha acontecimientos de estas características para presentarse como víctima inocente del poder y sumar con ello más simpatizantes.

En 2005, como usted recordará, el largo proceso de desafuero iniciado en contra de López Obrador, entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, le dio más adhesiones que rechazos.

Aquella vez, el presidente Vicente Fox dio marcha atrás en su intentona cuando vio el nivel de las marchas y la protesta social que surgió a favor del jefe de Gobierno de la capital del país.

José Juan no es López Obrador, ni remotamente, pero trae el manual de la victimización y la resistencia bajo el brazo.

Con el cobijo del ‘Peje’ y de otros morenistas como Ricardo Monreal, podrá usar ese manual cuando las condiciones se lo demanden y expandir el conflicto a un terreno nacional.

¿A poco eso es lo que quieren en la dependencia de Diódoro Carrasco Altamirano?

¿Será eso lo conveniente para el proceso electoral que viene?

El método pugilístico de Lozano Alarcón puede ser bueno y efectivo, sí, pero no en todos los casos.

Habrá que rascarle para encontrar otra vía.

@jorgerdzc

jorgesolpue@hotmail.com

https://www.elsoldepuebla.com.mx/columna/resistencia-preelectoral-en-ciernes-el-caso-jj-y-el-agua

Comentarios

Agrega tu comentario
  • En Segundos