Virtud negociadora

Fuente: Especial
  • Virtud negociadora
  • Por: Juan Carlos Lastiri

En la perspectiva simplista de Trump, lo mismo en la economía que en la política, los intercambios son equiparables a los de cualquier juego: de lo que se trata, en palabras propias, es de aplastar al enemigo. Ciertamente, nuestro personaje distingue dos estrategias, que dependen de su cálculo sobre la fuerza del adversario o competidor en turno. Si éste es débil, la estrategia pertinente es aplastarlo primero y negociar después; en cambio, si el oponente es fuerte, lo conducente es negociar primero y aplastarlo después.

Podemos criticar a Trump de narcisista, psicópata, xenófobo y muchas otras cosas negativas más, pero difícilmente de incongruente. Sus dos primeras acciones en relación con México se inscriben dentro de lo señalado por él a lo largo de su campaña presidencial: renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLC) y construir o completar el muro a lo largo de la frontera con México. En ambos casos, el objetivo explícito era colocar los intereses de los Estados Unidos por encima de los mexicanos. Específicamente, en el caso del TLC el objetivo consiste en eliminar el millonario superávit comercial mexicano, mediante nuevas reglas de intercambio que, con independencia de la eficiencia económica, fuercen ese resultado; mientras que en el caso del muro la pretensión se torna aún más extrema: ellos lo construyen para su supuesto beneficio y nosotros lo financiamos.

Cualquier duda inicial sobre el cálculo de Trump sobre qué tipo de interlocutor somos los mexicanos parece estar suficientemente despejada. Sus alusiones reiteradas a renegociar el tratado bajo la premisa de anteponer sus intereses a los mexicanos e impulsar un trato bilateral con nuestro país, previa aceptación del compromiso a pagar por el muro, son pruebas fehacientes de que su pretensión es aplicarnos la estrategia de primero ser aplastados, para después negociar.

En este contexto, la pregunta obligada es si en algo modifica el cálculo de Trump la inédita decisión de Enrique Peña Nieto, nuestro presidente, de anunciar la cancelación de la visita ya programada a los Estados Unidos. Lejos de cualquier apariencia, tal decisión dista mucho de ser un asunto menor; por el contrario, para ser justo con los hechos, se trata de un episodio sin precedentes en la historia diplomática contemporánea. Aún con las hondas transformaciones en la correlación de fuerzas en la era global, los Estados Unidos siguen siendo la principal potencia económica y militar del planeta, de tal suerte que amerita especial aprecio una decisión como la de nuestro presidente de cancelar o posponer la visita a uno de los líderes políticos más influyentes en la actualidad.

En el entender de los opinadores más connotados de los Estados Unidos, que suscribo cabalmente, así, el saldo del primer episodio deja un balance positivo a nuestro país y a nuestro presidente. Más aún, las filtraciones dolosas a la conversación telefónica se inscriben en el contexto de la molestia de Trump por la decisión de Enrique Peña Nieto, y podemos suponer que forman parte de una estrategia trapera para debilitarle. Hasta donde es posible observar, tras la sorpresa inicial, ha venido en ascenso en nuestro país la conformación de un amplio consenso político y social en torno a la unidad nacional y la defensa de la soberanía. Así, contrario al cálculo de debilidad que hizo Trump sobre nuestro presidente y nuestro país, lo que se ha generado es un proceso ascendente de solidaridad, parecido al ocurrido en ocasión del sismo de 1985, pero sin precedentes por cuanto a su extensión e intensidad.

Lo que viene por delante, sin lugar a dudas, son tiempos difíciles, pero de enormes oportunidades para nuestro país. La incertidumbre con nuestro vecino del norte nos ha acicateado para mirar y apreciar las enormes fortalezas y oportunidades que como sociedad tenemos. Más de 40 tratados comerciales para potencializar y una energética voluntad de unirnos frente a las adversidades. Con una posición de mayor vigor que al inicio y con la abierta disposición a negociar sobre bases de reciprocidad y respeto con nuestro principal socio comercial, es perfectamente viable una salida airosa y en mejores términos. Después de todo y en contra de los agoreros de la catástrofe, la férrea voluntad de nuestro presidente en su decisión de preferir el diálogo a la confrontación, pese a los modales poco probos de Trump, dará frutos en el corto plazo. Al tiempo.

  • En Segundos
08:13 pm

PRI, con capacidad para responder a retos del país: Ruiz Massieu

06:43 pm

Rodolfo Ríos Garza renuncia a la Procuraduría capitalina

06:21 pm

'La NASA está a punto de anunciar vida extraterrestre'

05:03 pm

No debemos repetir los mismos errores que en Edomex para el 2018: Moreno Valle

03:33 pm

Comerciantes informales del Corredor Comercial de la 12 Oriente-Poniente ofertan piratería

03:17 pm

Realizan marcha del Orgullo Gay 2017 en la CDMX

01:14 pm

Video: Asegura PROFEPA 51 toneladas de carbón, 70 M3 de madera

01:08 pm

Reconoce gobierno de Tony Gali a SUMA en el Día del Paramédico

12:55 pm

México pasa a semifinales de la Copa Confederaciones

12:10 pm

Revelan que Obama conocía de intento de espionaje ruso

11:59 am

Con pedida de mano, regresa Belanova

11:48 am

Hamilton consigue su 'pole' 66 en el circuito de Bakú

11:45 am

La comunidad gay genera más de 74 mil mdd al año: Conapred

11:38 am

Cómo saber si alguien te 'espía' en WhatsApp

11:36 am

Patrulla Fronteriza de EU renueva acuerdo con México de combate tráfico de personas

11:08 am

Alud sepulta pueblo en China; al menos 141 atrapados

10:47 am

Sheldon, Barney y Miranda, personajes heterosexuales interpretados por gays

10:47 am

Desalojan edificios residenciales en Londres por fallas contra incendios

10:36 am

Deslave en China deja un centenar de persona atrapadas

10:32 am

Limitan en spots a líderes de partidos; presentan reglamento

09:46 am

México y Rusia buscan su pase a semifinales

09:38 am

En el frente opositor ni PRI ni MORENA: Rafael Moreno Valle

09:25 am

Gasolinas bajan dos centavos y el diésel uno este fin de semana